Químicos del Hogar

El hogar es donde está el corazón, pero es también donde el blanqueador, el amoníaco y el diluyente de pintura están esperando para causar accidentes no deseados. De hecho, la mayoría de los accidentes producidos por químicos ocurren en los hogares. Es hora de comprometerse y tomar medidas respecto de sus limpiadores y otras mezclas potencialmente venenosas, como deshacerse de lo que no es necesario y almacenar lo que sí lo es en un lugar seguro, a prueba de niños. La buena noticia es que con un poco de planificación y conocimiento, la mayoría de las emergencias caseras 
se pueden prevenir.

 

Preparación para Emergencias Químicas 
en el Hogar:

  • Lea las instrucciones de emergencia en los recipientes de químicos para conocer las amenazas que pueden representar.
  • Siempre guarde los productos químicos en un lugar seguro, fuera del alcance de los niños, y deshágase de ellos adecuadamente. Averigüe si su ciudad cuenta con un programa especial de desecho de residuos químicos.
  • Evite mezclar productos químicos del hogar como el amoniaco y el blanqueador.
  • Nunca fume mientras utilice productos químicos domésticos.
  • Siempre utilice productos químicos en áreas bien ventiladas.
  • Programe el número de Control de Intoxicación en su teléfono para 
casos de emergencias.